Lo más reciente
¡Subscríbete a mi boletín!

Carrito
"Encuentro" - Lorena
813
post-template-default,single,single-post,postid-813,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_menu_slide_from_right,transparent_content,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

“Encuentro”

Encuentra el sentido de tu vida, déjame decirte que este encuentro del que te hablo es un arte, el “Arte de tu Encuentro”… Desde que nacemos nos damos cuenta que lo hacemos para encontrarnos, así confirmamos que la humanidad es una sola familia y que habitamos en un mundo llamado la Tierra. Somos hijos del amor, de la ilusión, de la vida, por lo tanto nacemos para tener felicidad y debemos ser felices primero con nuestra vida y después con nuestros hijos porque no hay nada mejor que ser recordados como Padres felices.
Hay tantas cosas para gozar, para disfrutar, por descubrir, para amar, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además recuerda que la vida, esta dispuesta a complacernos hasta en nuestros más mínimos deseos, ya que somos CREADORES de nuestra propia vida, por lo tanto de NUESTRO PROPIO DESTINO, esto recuérdalo siempre! Ya que es la clave de tu felicidad. Es tu pasaporte hacia la tranquilidad saber y reconocer que eres TU CAUSA y que nadie puede pensar ni sentir por ti. Que maravilla!. Cada mañana hay una “buena noticia”. Cada vez que nace un niño es una buena noticia…Cada vez que sueñas hay una buena noticia, cada vez que trabajas para hacer realidad alguno de tus sueños hay una buena noticia, cada vez que AMAS hay una buena noticia, estamos rodeados de “buenas noticias” no las desperdiciemos dándole importancia a las malas noticias, en verdad VIVAMOS con estas Buenas Noticias Siempre!, hay que sonreir, hay que amar, hay que disfrutar todo lo que tenemos y todo lo que PODEMOS HACER con nuestra EXISTENCIA.

Recuerda que nunca es tarde, siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir “basta” a la mujer ( o al hombre) que ya no amas, al trabajo que ya no te gusta, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida; ahora mismo puedes decirle “basta” al miedo que heredaste, al temor de que dirán, a tus angustias ya que la vida es -Aquí y Ahora Mismo- tienes este presente para recomenzar y lograr un futuro maravilloso.

Caminando comprobé que nos vamos encontrando con el otro, lenta, sensualmente, misteriosamente, porque lo que teje esta red es el amor y la comunión con los demás, esta comunicación incansable que nos lleva a encontrarnos con la vida, con otras vidas, con respeto, con delicadeza, con entusiasmo, con alegría. Logrando una revolución fundamental, el revolucionarse constantemente para armonizar con la vida que es cambio permanente, por eso nos vamos encontrando fatalmente para iluminar cada rincón. Que nada te distraiga a ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría. Vacía tu copa cada noche para que la llenes de agua nueva en el nuevo día. Vive de instante en instante, porque eso es la vida.

Si quieres recuperar la salud, abandona la crítica, el resentimiento, el rencor y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella. El bien vive dentro de ti e ir contra de tu verdadera naturaleza es lo que te daña, lo que te enferma, recuerda solo el bien es real, lo demás son apariencias ( como el llamado mal ), ahora que lo sabes alimenta más este Bien para que sea el vencedor.

Así encontramos que lo que llamamos problemas son lecciónes, por eso nada de lo que nos sucede es en vano. No te quejes, recuerda que naciste desnudo entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia. Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que deber ser será y sucederá naturalmente porque tu lo pensaste, porque tu lo deseaste y porque tu lo decidiste.

“La felicidad no es una estación a la que se llega, sino una manera de viajar”.

“La felicidad no es un destino es un proceso, un viaje extraordinario lleno de curvas, seguir tu propia corriente es un modo de vida que te sostiene, te guía y te conduce a una comprensión de ti mismo”

Recuerda la felicidad es cuestión de actitud, si!… tu actitud hacia tu propia vida, deja la indiferencia, la mediocridad, la apatía y ponte manos a la obra.

Lorena Jimenez
lj@lorenajimenez.com
No Comments

Post A Comment